Declaran protección especial a ajolote de Alchichica, único de su especie que vive en el cráter de un Volcán

Este ajolote vive, crece y se reproduce exclusivamente en la Laguna de Alchichica, en municipio de Tepehuayo en Puebla.

En México existen 17 especies de ajolotes y 16 son endémicas. Solo una especie se comparte con Estados Unidos y Canadá. Pero el ajolote es más reconocido en nuestro país y en el mundo por el ajolote de Xochimilco, cuyo nombre científico es Ambystoma mexicanum.



Pero en Puebla existe una especie poco conocida de ajolote, la cual tiene su hábitat en un lugar muy específico del estado. Se trata del Ambystoma taylori, Ajolote de Alchichica o salamandra de Taylor, ya que es una especie de anfibio pariente de salamandras y ajolotes.

Se le llama más comúnmente el ajolote de Achichica porque la laguna que hay en este cráter salino 2,290 msnm, al oeste de Puebla, es el único lugar en donde se encuentra este curioso animalito.



Este ajolote puede llegar a crecer hasta 25cm, incluyendo la cola. Su cabeza es un poco más ancha que larga, y desarrollo de la especie está asociado a la vegetación con presencia de yaca, nopal, choya, maguey, encino y matorral espinoso.

Por desgracia, se encuentra en peligro de extinción dada su reducida área de distribución y a la sobreexplotación del agua de la laguna para usos agrícolas, que ha llevado a su salinización. Otros riesgos que le amenazan son las descargas de aguas residuales, fertilizantes y pesticidas en su hábitat, así como la transformación del lago. Es por eso que la especie se considera sujeta a protección especial.

Este ajolote se reproduce en el lago y se encuentra con mayor frecuencia en aguas a más de 30 m bajo la superficie. Por la noche es posible verlos a orillas del lago, en aguas poco profundas donde aparentemente se alimenta. Asimismo, esta especie es controladora de insectos transmisores de enfermedades como Chikungunya o zika.

Otro factor importante para considerar su protección es que este ajolote también forma parte de la gastronomía, se consume en la región de Perote entre Puebla y Veracruz. Existen muy pocos estudios y datos sobre su conducta, reproducción, ecología y demografía, así como otros que complementen la información sobre su importancia cultural y comercial.

Este ajolote es parecido al de una lagartija, tiene piel lisa, glandular y húmeda. Su coloración va del café al negro, verde, manchados, amarillos y algunas veces rosados, existiendo también ajolotes albinos. Tienen una boca de gran capacidad y dientes diminutos en hileras, lengua retráctil como la de las ranas.

PUBLICIDAD

Prol. Paseo de la Reforma 115 Paseo de las Lomas Santa Fe Álvaro Obregón, 01330

+52 55 5258 1266
ventas@nrm.com.mx

DESCARGA NUESTRAS APLICACIONES

COPYRIGHT

© 2022 Todos los derechos reservados NRM Comunicaciones