Descarga la App
 

Increíbles trucos de jardinería que ahorran tiempo y dinero

Tener un espacio exterior verde y glorioso es algo invaluable. Después de todo, poder disfrutar del verano dentro de tu hogar es cómodo y práctico. Dicho esto, la jardinería puede ser un pasatiempo costoso si a menudo te sientes tentado a comprar los últimos productos que ves en publicidades.

En realidad, hay soluciones mucho más asequibles que desembolsar dinero y comprar miles de cosas carísimas y que también mantendrán tu jardín con un aspecto perfecto. Se pueden utilizar artículos domésticos sencillos que ya están disponibles en tu cobertizo: desde latas de hojalata hasta botas viejas. Estos increíbles trucos de jardinería harán que tu billetera y tus arbustos, estallen de alegría.

1. Regador de plantas hecho de botella de vino

Materiales necesarios: botella de vino, agua 

Incluso los jardineros novatos saben que mantener las plantas regadas es la clave para mantenerlas vivas, pero no siempre es tan fácil como parece. Para empezar, ¿qué sucede cuando te vas de vacaciones y no puedes conseguir que alguien te riegue el jardín?

Resulta que todo lo que necesitas son algunas botellas de vino vacías. Si las tienes en casa, este truco no te costará nada, pero puedes comprar una botella por menos de $5 en tiendas como Walmart. Todo lo que tienes que hacer es llenarlas con agua y pegarlas a la maceta. El agua se filtra lentamente, manteniendo húmedo el abono.

2. Cesta colgante hecha con un colador

Materiales necesarios: colador, revestimiento, cadenas, abono, plantas

Suponiendo que ya tengas un colador viejo por ahí, este truco no te costará casi nada y también se verá bien. Usar un colador como canasta colgante no es algo en lo que la mayoría de nosotros pensaría, pero en realidad, es una idea novedosa.

No solo se ve bien, sino que tiene un drenaje integrado perfecto. Simplemente agrega cadenas, fórralo, coloca tu compost y plantas, y estarás listo para comenzar. Es una excelente manera de reutilizar algo que de otro modo terminaría en el vertedero. 

3. Macetas que brillan en la oscuridad

Materiales necesarios: macetas, pintura que brilla en la oscuridad 

Cuando llega el verano, la iluminación en el jardín puede ser una buena forma de mejorar el ambiente, pero ser creativo a menudo puede significar gastar una gran cantidad de dinero. En realidad, la solución para un espacio exterior elegante podría estar en una capa o dos de pintura. ¡Simplemente cubre las macetas con pintura y observa cómo tu jardín cobra vida por la noche! 

4. Letreros hechos con cucharas viejas

Materiales necesarios: cucharas de metal, pintura, martillo 

Si tienes la suerte de tener un jardín, entonces identificar los diferentes tipos de plantas puede ser fácil, pero si eres nuevo en el asunto, puede ser un desafío, especialmente cuando las semillas recién comienzan a crecer. Los letreros resuelven este problema, pero los estándar pueden resultar bastante aburridos.

5. Macetas hechas de bolsos

Materiales necesarios: un bolso viejo, forro impermeable, plantas 

Hay muchas formas diferentes de alegrar un jardín, pero si vas a un minorista, encontrarás que los adornos de jardín pueden ser costosos. Cuanto más elaborados sean, mayor será el gasto, pero no tiene por qué ser así.

Si tienes un bolso viejo por ahí, puedes forrarlo con un forro impermeable y usarlo como una maceta elegante y única. Es posible que desees barnizarlo para asegurarte de que resista el clima, pero aún así esta idea creativa te costará menos que comprar algo nuevo.

6. Iniciador de semillas de cáscara de huevo

Materiales necesarios: cáscaras de huevo, abono, semillas 

Conseguir que las semillas germinen puede ser un asunto complicado. Necesitan las condiciones adecuadas para crecer y prosperar, pero comprar bandejas de inicio de semillas puede costarte más de $10 en sitios como Amazon. En cambio, podrías tener la respuesta en tu contenedor de abono: ¡cáscaras de huevo!

Las cáscaras de huevo brindan el espacio perfecto, seguro y cálido para que las semillas germinen. Todo lo que necesitas hacer es colocar cuidadosamente la tierra y las semillas dentro de la cáscara y esperar a que suceda la magia.

8. Rosales con papas

Materiales necesarios: patatas, recortes de rosales 

Unos hermosos rosales suelen ser la coronación de un jardín bien cuidado, pero cultivarlos desde cero no es para débiles. Si siempre te ha gustado la idea de cultivarlos pero la idea de transplantarlos te asusta, no busques más.

La papa no solo mantiene el corte en su lugar, sino que se supone que hará que crezcan maravillosamente. ¿Quién iba a decirlo? 

9. Macetas hechas con zapatos con riego automático

Materiales necesarios: un zapato viejo, abono, planta, forro impermeable

Seamos realistas, todos tenemos al menos un par de zapatos viejos tirados que no usamos en el armario. Si bien darlos a caridad es una opción, en realidad podrías convertirlos en una característica interesante del jardín.

Forrar una bota vieja con un forro impermeable, llenarla con abono y meter una planta en su interior puede no parecer algo “normal”, pero estas macetas únicas pueden verse muy bien si se les das una oportunidad. Es más, si tomas el cordón y lo sumerges en agua, actúa como autorriego. ¿Puedes conseguir algo más ecológico que eso? 

10. Herbicida a base de vinagre

Materiales necesarios: vinagre blanco 

Es fácil dejarse atrapar por las grandes marcas de herbicidas cuando queremos que nuestros caminos se vean perfectos. Sin embargo, algunos de estos productos cuestan más de $15 cada uno. Eso es mucho dinero por una botella que realmente no es tan grande.

Toma una botella de vinagre blanco y viértela directamente sobre esa creciente molestia verde. El vinagre funciona tan bien como cualquier herbicida comercial. Algunos incluso dicen que mezclarlo con ginebra ayuda a acelerar el proceso.

¡Disfruta de tu jardín!

Streaming