Descarga la App
 

El hombre que se casó con muñeca inflable asegura ahora se enamoró de un cenicero

Yuri Tolochko es un fisioculturista ruso que estuvo casado en 2020 con una muñeca inflable a la que nombró Margo y de quien se divorció en mayo de este año. Desde entonces, está dando bastante que hablar por las redes. Especialmente, por el motivo de su separación: la adquisición de otras dos muñecas inflables.

Sin embargo, Luna y Lola, las dos muñecas con las que admitió ser “infiel” a Margo, no son los únicos objetos que han atrapado la atención del hombre: ahora dice haber tenido un flechazo con el cenicero de un bar.

Tras lo que describe en sus redes como una “decepción amorosa”, Tolochko ha confesado que mantiene una relación sentimental con este objeto de material metálico.

“Me gusta el olor, la sensación del metal en mi piel. Es fantástico. 

Streaming