Descarga la App
 

La empresa matriz de Facebook, Meta, planea lanzar la primera versión de sus gafas inteligentes

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quiere presentar la primera versión de sus gafas inteligentes de realidad aumentada (RA) en 2024 y que el lanzamiento sea “un momento iPhone”, es decir, un acontecimiento memorable para la sociedad.

La propuesta es en realidad que las gafas no necesitan estar emparejadas con un teléfono iPhone o Android para funcionar, lo que muy probablemente significa que Meta cree que estas gafas, denominadas Project Nazare, representarían una forma de salir del control de Apple y Google, que en conjunto dictan los términos que las aplicaciones como Facebook deben cumplir en los teléfonos móviles.


Se entiende que la empresa matriz de Facebook, Meta, está planeando el primer lanzamiento de sus anteojos inteligentes estilo Star Trek en 2024. La compañía se asoció previamente con Ray-Ban para lanzar una gama de anteojos inteligentes que cuentan con dos cámaras ocultas (en la imagen), las gafas Ray-Ban Stories.

Zuckerberg planea que sus futuras gafas de realidad aumentada funcionen como un dispositivo que lo cambiará todo; unas gafas que modificarán la forma en que interactuamos con el universo tecnológico, permitiendo que los usuarios jueguen o trabajen con humanos virtuales al estilo de Star Trek.

Eso sí, por ahora, Meta aún no tiene un prototipo funcional y portátil de sus gafas de RA, sino una demostración estacionaria como la de alguien jugando al ajedrez virtualmente. La empresa tiene la intención de lanzar varias generaciones de gafas de realidad aumentada, y el primer modelo se lanzará en 2024, seguido de un diseño más ligero y avanzado para 2026 y una tercera versión, mucho más mejorada y fina, en 2028.

Una de las características clave de este futuro dispositivo será la capacidad de comunicarse e interactuar con hologramas de otras personas a través de las gafas, que Zuckerberg cree que, con el tiempo, ofrecerá a las personas una experiencia más inmersiva que las videollamadas a las que estamos acostumbrados.


Las gafas de realidad aumentada, que tendrán un peso de 100 gramos (cuatro veces más que unas gafas normales), funcionarán de manera independiente de los smartphones, pero, con la ayuda de un dispositivo portátil e inalámbrico para su operatividad y, por supuesto, contarán con un sistema operativo propio tanto para el software como para las aplicaciones.

Referencia: META / FACEBOOK

Historias de Ray-Ban