Descarga la App
 

¿Te gusta llevar en las piernas a tu perrihijo en el coche? Podrías ser acreedor a una multa en CDMX

Somos muchas las personas que no gusta viajar con nuestros perros en nuestras piernas mientras viajamos en el carro, porque son fieles acompañantes, sin embargo, en la Ciudad de México existen restricciones para hacer esto, aunque nos parezca absurdo o muy triste, pero pensamos que está información te sirva aunque te rompa el corazón como a nosotros.

Es común ver, sobre todo a perros, viajando a bordo de vehículos. Sin embargo, existen algunas especificaciones en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México para poder transportarlos de manera segura y evitar accidentes.


El Reglamento de Tránsito de la CDMX determina que aquel conductor que lleve en sus piernas al perrhijo, gato u otro animal en cuestión, recibirá una multa que va desde las 10 hasta las 20 UMAs, lo que refiere la cantidad de entre 962 y 1,924 pesos.

Además de la sanción, se le restarán tres puntos a la licencia de conducir y uno a la matrícula vehicular. La segunda multa tiene que ver con el tamaño y comportamiento del animal. Es decir, si este es muy grande o muy inquieto y represente distracción para el conductor.

Esta segunda sanción equivale a 5, 7 o 10 veces la UMA, entre 481 y 962 pesos. También resta un punto de penalización a la licencia de conducir.

Para evitar las penalizaciones, las autoridades recomiendan transportar a las mascotas en jaulas para que no distraigan a quienes viajan a bordo. Para los perros más grandes, se sugiere hacer el uso de algún cinturón, arnés o silla especial.


De hacer caso omiso a la normativa, las autoridades competentes pueden sancionar al conductor. Aunque no está totalmente prohibido el viajar con mascotas, se debe acatar los lineamientos para hacerlo de manera segura.

Por último, recuerda que las mascotas implican una gran responsabilidad. De viajar con ellas, es necesario supervisarlas, cuidarlas y no abandonarlas en el auto por tiempos prolongados o en temporadas de calor. ¡Ama a tus perros como ellos a ti!