Descarga la App
 

Vídeo. Rescatan del Ajusco a 190 animales que vivían en condición de maltrato en el Santuario Black Jaguar-White Tiger

El ambientalista mexicano Arturo Islas Allende describió de “El infierno en la Tierra” lo que pasó al interior de la fundación Black Jaguar White Tiger y lo nombró “holocausto, crimen de felinos”.

La fundación Black Jaguar-White Tiger (BJWTC) es un santuario de felinos que se encuentra en el Ajusco, Ciudad de México y que opera desde 2015. Ahora la fundación Black Jaguar-White Tiger, está bajo la mira del gobierno de la Ciudad de México y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Propefa), luego de que la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm) denunció el abandono y maltrato animal que sufren decenas los felinos que ahí habitan.

Este lunes a través de redes sociales, representantes de Azcarm denunciaron penalmente a Eduardo Mauricio Moisés Serio, dueño del santuario, esto por el extremo abandono y maltrato de cientos de grandes felinos, varios en peligro de extinción, mismos que este martes ya fueron rescatados.

Eduardo Mauricio Moisés Serio, conocido como Eduardo Serio, y apodado como ‘Papa Bear‘, es el dueño de Black Jaguar-White Tiger.

‘Papa Bear’ es un empresario mexicano de 43 años que estudió en el colegio Ceyca. De acuerdo a Quién, él mismo contó en varias ocasiones que el refugio nació en 2013 cuando adoptó a un jaguar negro llamado ‘Cielo’ que iba a ser comprado por una tienda de mascotas para que posara con clientes. Luego llegó a su vida el león ‘Karma’ y un tigre, animales que compartían casa con él.

Las cifras son difícilmente verificables hasta ahora, pero se habla de un promedio de 100 animales que todavía se pueden rescatar y muchos otros que requieren de atención médica inmediata y quizá no sea posible salvarlos.

Al lugar llegó una diligencia para ver la situación de los animales para lo cual movilizaron a 16 inspectores federales de oficinas centrales y la Zona Metropolitana del Valle de México, quienes contaron con el apoyo de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) y de la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México. 

Aunque se dice que hasta hace unos días todavía había cerca de 400 animales. La Procuraduría informó que el predio donde estaba registrada en la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), en la zona del Ajusco en Tlalpan, ya no estaba en funcionamiento, y que en un terreno contiguo se encontraron a más de 190 felinos, entre leones africanos y blancos, tigres, jaguares y pumas, así como 17 primates y 2 coyotes.

Por ahora, la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México AC (AZCARM), y la procuraduría están determinando la situación legal de los animales, se les practicará una revisión veterinaria para conocer su estado de salud, se hará gestión para reubicar a los animales y procederá según sea el caso.

Streaming